Imagen de modelo con pelo suelto y ondulado
Peinados | Trucos y consejos

Peinados rápidos y fáciles: péinate en pocos pasos

 

Es difícil deshacerse en el día a día de las prisas. Muchas veces, por ir corriendo de un sitio a otro, no disponemos del tiempo suficiente para cuidar el cabello como nos gustaría. Echa un vistazo a los consejos que incluimos para conseguir peinados rápidos y sencillos que te permitan seguir tu ritmo de vida sin por ello tener que renunciar a tus peinados favoritos.

 

Consejos para conseguir la mejor versión de los sencillos peinados

Consejo 1. Lleva el cabello como recién lavado

¿Empiezas a observar que las raíces del pelo se ven sucias? Si tu cabello se ensucia con rapidez pero quieres evitar lavarlo a diario o no dispones del tiempo necesario para ello en ese momento, tenemos la solución perfecta para ti. Los champús secos de Schwarzkopf te permitirán alargar los tiempos entre los lavados de cabeza.

 

Consejo 2. Solución para cubrir las raíces

Al igual que con los lavados de cabeza, puede ocurrir de repente notes que en las raíces empieza a asomar el color natural de tu pelo. Si aún no te toca aplicar la coloración, pero quieres disimularlas, puedes recurrir a los root retouchers de Schwarzkopf. En pocos segundos las raíces habrán desaparecido.

 

Consejo 3. Hidratación del cabello

Sin duda, con un cabello hidratado y sano tu peinado, por muy sencillo que sea, se verá mejor. Para cuidar tu cabello puedes recurrir a las mascarillas PROTEIN+ 4 EN 1 de Schwarzkopf, tratamiento que incluye cuatro efectos en un solo producto. Elige también el champú y el acondicionador que mejor siente a tu tipo de pelo.

 

Consejo 4. Amolda tu cabello

Si lo primero que ves al mirarte al espejo por las mañanas es tu cabello apuntando a todas las direcciones posibles, te proponemos un consejo que puede ayudarte. Aplica acondicionador para pelo seco y péinalo con un cepillo cilíndrico. En lugar de acondicionador, también puedes humedecer el cabello con un peine mojado desde las raíces a las puntas.

 

Consejo 5. Dispón de los productos de styling adecuados

En muchas ocasiones, los productos de styling son la clave para hacer un peinado sencillo y fácil. Por ello, hazte con todos los que necesites para que tus peinados muestren su mejor versión.

Peinados fáciles y rápidos para el día a día; ideas de peinados

Modelo con el pelo suelto y ondulado
© Stocksy / Jesse Morrow

Pelo suelto con ondulaciones

¿Pase lo que pase llevas el pelo siempre suelto? En este caso puedes optar entre distintos peinados, dependiendo de tu tipo de pelo y de cuánto tiempo quieras dedicarle. Si tienes el pelo rizado, te bastará definir tus rizos con un producto de styling. Los pelos más lisos pueden apostar por el alisado completo del cabello o por marcar ondulaciones que aporten al conjunto del pelo volumen y movimiento. Es este último sencillo peinado el que explicamos a continuación. ¿Quieres probarlo?

1. Si acabas de lavar el cabello, asegúrate de secarlo completamente antes de empezar con el peinado.

2. Cepilla el pelo hasta que no tengas ningún enredo

3. Marca en el pelo la raya. En este caso hemos optado por una raya lateral en zigzag para aumentar el efecto de movimiento del pelo.

4. Con la plancha ve marcando las ondulaciones. Haz primero la parte derecha empezando por el flequillo. A continuación procede con la parte izquierda.

5. Cuando hayas finalizado, aplica un spray de fijación y/o un producto para dar aún más volumen al cabello.

Si prefieres ondulaciones más suaves, puedes deshacer los rizos con las manos. Conseguirás entonces un look más natural.

Modelo de espaldas con pelo semirrecogido en un moño
© Stocksy / Treasures & Travels

Semirrecogido con moño

¿Te resulta incómodo para tus actividades cotidianas llevar el pelo completamente suelto pero tampoco quieres andar todo el día con una coleta? Los semirrecogidos son entonces tu peinado. Fáciles, sencillos y rápidos. Hacerlos no te llevará tampoco demasiado tiempo. De nuevo, puedes probar tantos semirrecogidos como se te ocurran: con pelo liso o rizado, con trenza, coleta o moño. En este tutorial te mostramos una de las formas más rápidas. Échale un vistazo.

1.        Cepilla el pelo para eliminar enredos.

2.       Con el peine, ve recogiendo en la parte trasera de la cabeza el pelo hasta la altura de las orejas. Recoge el pelo en una goma.

3.       Enrolla la parte de la coleta hasta formar un moño y de nuevo sujétalo con horquillas y una goma.

4.       Finalmente suelta algunos mechones en la parte delantera.

Antes de empezar con el paso 2, puedes ir ondulando tu cabello con las planchas para que el peinado con semirrecogido tenga más cuerpo.

Modelo con pelo recogido en una coleta baja
© EyeEm / Eva Ozkoidi

Las coletas altas o bajas son aptas para cualquier situación: son lo suficientemente elegantes como para llevarlas en eventos como bodas, profesionales y prácticas como para llevarlas en el trabajo y cómodas como para hacer deporte. No cabe duda de que este sencillo peinado es polifacético. Con los productos de styling adecuados, además, podrás mantener a raya a todos los pelos que sobresalen del peinado, lo que lo convertirá en una opción perfecta para llevar desde el primer café hasta que llegues a casa. Además, aunque sencillo, se trata de un peinado que siempre puedes adaptar a tu personalidad.

Para hacer una cola baja repeinada:

1.       Cepilla el pelo

2.       Aplica sobre la palma de tu mano un poco de gel de fijación y a continuación espárcelo en el pelo.

3.       Marca la raya en el medio y peina hacia atrás el pelo evitando dejar irregularidades.

4.       Sujeta el peinado con una gomilla.

5.       Una vez tengas la cola, vuelve a peinar la parte superior desde la frente hasta la gomilla y cepilla la parte inferior de la cola.

6.       Puedes peinar los baby hairs y dejarlos marcados o esconderlos con el resto del peinado.

 

Modelo con recogido en moño y flequillo
© Stocksy / Nabi Tang

Otra forma de recoger el pelo son los moños. Se trata de un peinado también fácil de hacer y con distintas variantes. Sin embargo, su popularidad no es tan alta como la de las coletas. Entre sus principales ventajas se encuentra su carácter práctico. El moño que presentamos a continuación es muy sencillo y aunque aquí el peinado incluye un flequillo recto, también puedes hacerlo sin él.

1.       Cepilla el pelo.

2.       Haz una raya horizontal dos dedos detrás del flequillo y separa el pelo de la parte delantera de la trasera.

3.       Peina el pelo de la parte trasera hasta recoger una coleta alta.

4.       Enróllala sobre sí misma para conseguir un moño, que debes sujetar de nuevo con una goma y horquillas.

5.       Peina los mechones marcados por la raya en la parte delantera así como el flequillo (y plánchalos si es necesario).

Puedes dar un toque de color a tu recogido con accesorios como gomillas scrunchies, pañuelos o lazos.