El pelo con rastas, un look alternativo que puedes hacer tú mismo
Peinados | Streetstyle

Pelo con rastas: la mirada alternativa por excelencia

 

¿Qué son las rastas exactamente? Son básicamente mechones de pelo que se “trenzan” o “anudan” dándoles su aspecto característico. Aunque se cree que su existencia cuenta con más de 2000 años, el pelo con rastas sigue siendo un peinado muy popular. Si bien suelen hacerse cuando el cabello tiene una longitud de pelo larga (hay que tener en cuenta que la longitud del pelo se reduce en gran medida al hacer la rasta), hay quien apuesta por las rastas cuando el pelo está corto, mostrando igualmente un look perfecto. ¿Quieres saber cómo hacerte rastas y qué cuidados necesitan? No te lo pierdas.

 

 

Prepárate para tener el pelo con rastas

Aunque existen salones especializados en este tipo de peinado, hay quien prefiere hacerse las rastas sin acudir a ningún especialista. En este caso, antes de empezar, infórmate de aquello que necesitas:

-          Cera especial para pelo con rastas

-          Champú para el lavado

-          Peine de metal para el cardado

-          Pequeñas gomas para el pelo 

Cómo crear rastas en el pelo usando la técnica de "backcombing"

Modelo con cabello con rastas en pelo castaño
© Stocksy / Mosuno

Utilizando los elementos mencionados anteriormente, el método del backcombing (retroceso) se constituye con toda probabilidad como la forma más sencilla de crear rastas en el pelo. Finalmente, los nudos peinados hacia atrás se estrecharán de manera que dejen un acabado suave y natural para un pelo de rastas perfectas (junto con el cuidado adecuado). Si quieres hacértelas tú mismo, sigue los pasos que aparecen a continuación:

 

  1. Primero, lava el cabello con el champú habitual y déjalo secar al aire.
  2. Comienza a dividir el cabello en mechones de aproximadamente dos centímetros y mantenlos separados usando pequeñas gomas elásticas colocadas en la punta, la mitad y la raíz del pelo.
  3. Una vez que hayas dividido el pelo, toma el peine de metal y comienza con el cardado. Para ello, peina lentamente cada mechón de abajo hacia arriba, quitando las gomas elásticas a medida que avanzas. En resumen, tienes que usar el peine para empujar el pelo hacia el cuero cabelludo y crear nudos que, tras completar los pasos, llenarán tu pelo de rastas.
  4. Después de peinar esa parte del cabello, sujeta la goma en la punta y en la raíz. Toma un poco de cera, frótala ligeramente en tus manos y comienza a enrollarla a través del segmento de cabello peinado con las palmas de las manos. Haz esto de arriba a abajo y tu cabello comenzará a verse sólido.
  5. Repite este procedimiento en toda la cabeza y retira las gomas.
  6. ¡Estará listo!

 

Nota: Por supuesto, no tienes que hacerte rastas en todo el pelo, puedes probar solo en algunas partes. No olvides de que se trata de un peinado alternativo, prueba con algunas si en un principio no te atreves a cubrir todo el pelo con rastas.

Cuidado del pelo con rastas

Modelo con pelo con rastas en un semi-recogido
© Stocksy / Ronnie Comeau

Es un error muy extendido pensar que el cabello con rastas no se lava ni se cuida. Muy al contrario, las rastas del pelo requieren mucho cuidado y necesitan lavarse, especialmente en las primeras semanas. Tienes que asegurarte de que no se rompan ni se deshagan, lo que se consigue con los productos adecuados.

 

Intenta lavarte el pelo al menos una vez a la semana durante las tres primeras semanas y duerme con un gorro de seda para asegurarte de que las rastas en el pelo no se deshagan. Siempre puedes también recurrir al champú seco, así mantendrás el pelo limpio durante más tiempo antes del siguiente lavado.

 

Si crees que se han estropeado las rastas, en el pelo coloca una cantidad reducida de cera especial y frótala usando la técnica del enrollado (el mismo método que usaste para hacerlas). Puedes repetir este proceso un par de veces a la semana, si bien asegúrate de que el pelo está bien seco antes de hacerlo. Después, usa un secador de pelo para ayudar a que la cera se endurezca y se asiente.

 

 Con el tiempo, puedes reducir la rutina de mantenimiento a medida que las rastas se van formando, ¡lo que te dejará un peinado increíble y fácil!

 

Un consejo: puedes continuar visitando un salón de belleza especializado en este tipo de peinado cada pocos meses para asegurarte de que el cabello se mantenga en buenas condiciones.

Descubre: Streetstyle