beautiful-in-snow
Cuidado | Cabello seco

Belleza en la Nieve: Consejos para el Cuidado del Cabello

La hora no es la única que cambia en invierno; ¡también debes adaptar el cuidado de tu cabello a esta época fría del año! La combinación de las temperaturas heladas y el aire seco de la calefacción puede dañar seriamente tu pelo. ¡Así que un cuidado extra merecerá la pena! Sigue leyendo para obtener más información

 

 

Esquiar, hacer una fiesta en casa, acurrucarte cerca de una chimenea... el invierno nos regala momentos maravillosos, además de días helados y fines de semana que invitan a pasear bajo cielos cristalinos, incluso cuando hace un frío polar. Tu melena necesita cuidados especiales para mantenerse bonita hasta en la nieve. ¿Puntas secas? ¡Aquí tienes nuestros siete magníficos consejos!

1) Hidrata

El viento frío del invierno y el aire caliente de la calefacción no solo secan nuestra piel, sino también nuestro cabello. Así que asegúrate de usar un champú y acondicionador que repongan la hidratación de tu pelo durante los meses de invierno, como la gama Reparación Total de Gliss. Una mascarilla capilar hidratante también debe ser parte de tu ritual de cuidado. Asimismo, el tratamiento intensivo Serum Deep Repair de Gliss una vez a la semana ayudará a que tu cabello se mantenga sano durante esta temporada.

2) Lava menos tu cabello

Para evitar que tu cabello se seque aún más, no lo laves con tanta frecuencia como lo haces durante los meses de verano. ¿Salir a la calle con el pelo mojado? Mejor que no. Las temperaturas frías son aún peores para el cabello húmedo.

3) Usa aceite capilar

El sérum ligero Ultimate Oil Elixir de Gliss es una gran ayuda para el cabello que se estropea en invierno. Ayuda a regenerar el cabello seco, dándole un nuevo brillo y frescor. Este aceite capilar se puede aplicar sobre el cabello húmedo directamente después de enjuagar el champú, o bien después de secarte el pelo.

4) Sécate el pelo con cuidado

¿Dejar secar el cabello al aire libre en invierno? Solo pensarlo nos pone la piel de gallina. No obstante, el calor del secador también daña el pelo. La solución: aplicar el protector térmico Guardian Angel de got2b y secar con un difusor a baja temperatura.

5) Ponte un gorro

La exposición a la lluvia, la nieve y el frío es un factor muy perjudicial para tu cabello. Llevar un gorro te protegerá en gran medida de las inclemencias del tiempo. Con todos los modelos que se ofrecen hoy en día ¡seguro que encontrarás alguno que te guste!

6) Adiós cabello encrespado

El cabello puede electrizarse al frotarse contra suéteres, bufandas y gorros. Puedes contrarrestar este efecto usando un poco de spray protector térmico o aplicando laca en tu melena. Para mantener tu cabello suave a pesar de la humedad del aire, también puedes usar productos antrifrizz como precaución, ya sea en forma de champú con aclarado o en champú seco. ¡Pero los dos a la vez no, por favor! Más no siempre es mejor.

7) Corta las puntas abiertas

Las puntas abiertas son un efecto secundario indeseado del cabello seco y estropeado por el invierno. Al recortar las puntas con regularidad ayudarás a que tu cabello se mantenga sano y bonito. 

 

El invierno suele ser más dañino en las puntas del cabello. Por si fuera poco, el roce de los gorros y las bufandas las dañan aún más. En el siguiente vídeo, te mostramos cómo revivir el cabello seco y encrespado: 

Vídeo: Rutina antiencrespamiento

Descubre: