Blond woman with shoulder-length hair
Cuidado | Cabello dañado

Cómo Cuidar Tu Cabello Después del Verano

Calor, sol, agua de piscina: el verano es genial, pero puede ser duro para tu cabello. Te contamos cómo puedes mimar tu pelo después del verano, y cuál es el cuidado perfecto para dárselo cuanto antes.

¡Nos ENCANTA el verano! ¡Pero a nuestro cabello no tanto! Varios factores, como los rayos UVA o el agua salada y de piscina, pueden dañar el pelo rápidamente. Al final de la temporada, el cabello puede quedar pajizo y quebradizo. El mejor remedio es proporcionarle protección suficiente durante todo el verano. ¿Se te ha pasado el tren? ¡No pasa nada! El otoño es el mejor momento para restaurar el brillo de tu cabello y prepararlo para el invierno. Sigue estos sencillos consejos para obtener el cuidado más efectivo. 

Rutina de cuidado post-verano

Mujer de cabello largo y moreno

El otoño es la mejor estación para revitalizar el cabello dañado.

  1. Cuida tus cutículas
    La cutícula del pelo – la capa externa de la fibra capilar – está formada por escamas superpuestas. Su función es proteger el cabello de las agresiones externas, como la luz, y los tratamientos cosméticos, como los tintes. Sin embargo, la cutícula puede dañarse en verano, haciendo así que el cabello se vea quebradizo, seco y sin brillo.

    Para fortalecer la cutícula de nuevo, solo sirve una cosa: la hidratación. Usa una mascarilla hidratante con regularidad. ¿Te falta tiempo para eso? Prueba un tratamiento sin aclarado, como el Sérum ligero Ultimate Oil Elixir. Pero es importante que no sobrecargues tu cabello con productos para el cuidado capilar. Consejo: Utiliza productos de cuidado de la misma gama, y esto será menos probable que pase (están formulados para trabajar conjuntamente).

  2. Nuevo brillo para tu cabello
    ¿Necesitas un aumento de brillo? Prueba el tinte también conocido como baño de color. A diferencia de los tintes permanentes, el baño de color desaparece con el tiempo. Muchos tintes temporales contienen ingredientes hidratantes (los aceites especiales, por ejemplo, que envuelven el cabello y lo hacen brillar de nuevo). Consejo: Usa productos diseñados para proteger el cabello teñido y mantener el color brillante el máximo de tiempo posible, como la gama Ultimate Color de Gliss.

  3. Puntas bien arregladas
    El final del verano es el momento ideal para ir a la peluquería. ¿Estás intentado dejarte el pelo largo? No te preocupes. No tienes por qué perder mucha longitud. Pero si te deshaces de tus puntas secas y dañadas, tu melena se verá renovada y más sana en general. Consejo: Dos o tres veces por semana, trabaja las puntas de tu cabello con algún fluido hidratante, como el Tratamiento de Puntas Ultimate Repair de Gliss. Esto las mantendrá suaves tras haberlas cortado.

Se acerca el invierno: Cómo preparar tu cabello para el frío

600x800_women-blond-long-hair

Con la temporada de frío acercándose, utiliza estos trucos para mantener tu cabello a prueba de invierno.

  1. Protégete contra la sequedad
    Las agresiones externas del verano se han ido, pero el frío también puede dañar tu cabello. La calefacción, el viento frío o el uso frecuente del secador pueden resecar el pelo (y provocar puntas abiertas). Dale a tu cabello un extra de hidratación aplicando una mascarilla reconstituyente dos veces a la semana. Junto a esta, utiliza un champú y acondicionador regeneradores, como los de la gama Bio-Tech Restore de Gliss. Consejo: Cuando uses el secador, céntrate solo en las raíces. Utiliza un difusor para controlar mejor la temperatura.

  2. Ten en cuenta tu dieta
    Tu dieta afecta la salud de tu cabello. Mantén tus niveles de vitaminas altos (es importante para que tu cabello crezca sano). Alimentos como el salmón, caballa, setas y aguacate pueden ayudar. Todos estos alimentos contienen vitamina D. También aumentarás las defensas de tu cuerpo contra los resfriados, gripes y estornudos típicos del otoño.

  3. Mantén la caspa a raya
    En invierno, es habitual que la piel se vuelva algo seca y escamosa. Esto se debe a una serie de factores estacionales, como entrar en lugares con calefacción y salir al helado exterior continuamente. Las buenas noticias: puedes tomar medidas para prevenir la caspa desde ya. Cuida tu cuero cabelludo aplicando un tónico capilar con frecuencia. También puedes tratar el cuero cabelludo propenso a la caspa con champús especiales, que no solo hidratan el cabello, sino también el cuero cabelludo. Consejo: Cuando utilices el secador, evita usar la máxima temperatura. Mejor: Aire templado. Esto evitará que dañes tu cuero cabelludo de forma innecesaria.
Descubre: