Modelo con tinte blanco con pelo corto
Coloración | Tendencias cabello blanco

El tinte blanco es tendencia

Ni el gris ni el rubio platino, el blanco es el color más de moda y favorece en cualquier temporada. Te explicamos los peinados que puedes llevar con este color de pelo y algunos consejos para combinarlo con tus outfits.

 

El color de pelo debe estar a la moda, ser visto en las pasarelas, modelos y celebrities. Además de vistoso, el color de pelo también tiene que ser único. En este momento el pelo teñido de blanco es el único que cumple todos estos requisitos.

Cómo combinar el tinte de pelo blanco

Para combinar con el cabello blanco, lo siguientes colores son perfectos para tus outfits:

 

Pastel: los outfits y accesorios en tonos pastel, melocotón, azul celeste, verde claro o violeta no compiten con el tinte blanco para el cabello. Las mechas en tono pastel pueden usarse para dar unas notas de color al pelo blanco y también puedes añadir elementos de colores brillantes en el maquillaje o accesorios para evitar un tono demasiado apagado. Los pañuelos, las bufandas o las joyas más coloridas también son perfectas para completar este look ya que crearán un precioso contraste con el pelo de color blanco.

 

Ropa negra y accesorios que destaquen: el contraste con la ropa de color negro puede ser espectacular, y más aún si añades algún otro toque de color con algún accesorio.

Cómo teñirse con tinte blanco

Modelo con el pelo corto blanco y rizado
© GettyImages / CoffeeAndMilk

El cabello blanco se consigue eliminando el pigmento natural del cabello y aclarándolo intensamente. Tras la decoloración, se ha de teñir el pelo de blanco mate. A continuación, te explicamos paso a paso cómo conseguirlo:

 

Paso 1. Secciona el cabello

 

Cuando te decoloras el pelo la precisión lo es todo. Si te atas el cabello en varias secciones, puedes mejorar la precisión y el tiempo de aplicación. La mejor manera de hacerlo es hacer coletas, y luego dividir cada coleta en dos para terminar con cuatro secciones.

 

Paso 2. Aplica el decolorante

 

Sigue las instrucciones del envase para asegurarte de no cometer ningún error. Desata una de las secciones y toma una capa de la parte superior. Cúbrelo con el producto decolorante y luego sujétalo con pinzas y apártalo. Haz lo mismo con la capa de abajo hasta que toda la sección esté cubierta de decolorante. Una vez que todas las secciones estén terminadas, masajea el cabello para asegurarte de que la decoloración se distribuya uniformemente, luego coloca todo el cabello en la parte superior de la cabeza y envuélvelo.

 

Paso 3. Deja que la decoloración haga su magia

 

Deja que actúe la decoloración en el cabello durante el tiempo que sea necesario para alcanzar un color amarillo pálido, lo que realmente depende de cuán oscuro o claro era tu cabello en primer lugar. Pero hagas lo que hagas, nunca dejes la decoloración más tiempo del recomendado en el envase. Si al final del tiempo sugerido, tu cabello aún no es de color amarillo pálido, lava el pelo de todos modos. El proceso tendrá que ser repetido, sin embargo, deja que el cabello descanse por lo menos una semana antes de buscar el decolorante de nuevo.

 

Paso 4. Tiñe tu cabello de blanco

 

Cuando tu pelo sea del color amarillo pálido deseado, es el momento de teñirlo de blanco. La razón por la que tu cabello se ve amarillo es por la melanina que aún queda. Esta necesita ser neutralizada para lograr el blanco perfecto de tus sueños. Añade el color complementario correcto (en este caso, violeta) es la única manera de deshacerse del tono amarillo. Por lo tanto, necesitas un tóner pastel en violeta para completar el proceso de teñir tu cabello de blanco. Existen diferentes productos en el mercado que te ayudarán a matizar el amarillo como champús y mascarillas.

Peinados para llevar con el pelo teñido de blanco

Los mejores peinados para este tono son los de líneas sencillas como los cortes bob, coletas tensas con flequillo recto o cortes asimétricos que destaquen la simplicidad y la claridad de este color de pelo.

 

Los cortes escalados o los flequillos con bobs despeinados o el corte swag hacen que este color de pelo se vea mucho más moderno, y los peinados que integran trenzas o mechones enrollados son mucho más llamativos en el pelo claro que oscuro. El tinte blanco añade un atractivo muy especial a estos peinados. ¡Aprovecha este efecto!

Tinte blanco: claridad, inocencia, confianza y sencillez

No es tan cálido como los rojos ni dulce como los tonos pastel: el pelo blanco se asocia al frío, la nieve y el hielo.

El pelo blanco es muchas veces el resultado del paso del tiempo. Es diferente del rubio blanquecino de los niños, no suele asociarse a la juventud. El tinte de pelo blanco es una alternativa muy buena al rojo intenso o al violeta.