Modelo con mechas chunky posa con el pelo suelto
Coloración | Mechas

Lo más destacado de las mechas chunky: un homenaje a los 90

Pocas tendencias de cabellos son tan características de los 90 como las mechas chunky, con sus mechones extragrandes que creaban un gran contraste con el color de base. Grandes estrellas, desde Geri Halliwell hasta Jennifer Aniston, se convirtieron en iconos de este estilo. Más tarde, con el amanecer del nuevo milenio, cayeron en el olvido y fueron reemplazadas por técnicas como el balayage, que creaban reflejos más finos y naturales. Y ahora, están de vuelta.

 

Las chunky highlights, a pesar de que en un principio sea una tendencia que no a todo el mundo convence, tiene sus ventajas: iluminan el rostro, dan sensación de volumen y quedan bien tanto en cabellos cortos como largos capeados. ¿Te atreves a probarlas? 

 

Las mechas chunky originales

Modelo con mechas chunky y dos coletas
© EyeEm / javi_indy

En los años noventa, las mechas chunky solo tenían un objetivo: llamar la atención. ¿Quieres mantenerte fiel al look? Entonces, tendrás que crear un fuerte contraste entre el color de las mechas y tu color natural. Para ello, se pueden decolorar varios mechones gruesos desde las raíces hasta las puntas. Para los cabellos oscuros y rojos las chunky highlights rubias son muy fáciles de lograr con NORDIC BLONDE | MECHAS RADIANTES M1 Mechas radiantes, mientras que los cabellos más claros pueden optar por mechas oscuras, caramelo o en colores fantasía.

 

Si vas a hacer mechas en casa, no olvides disponer de todo lo necesario antes de empezar. Piensa bien cómo quieres hacer tus mechas chunky y evita la improvisación para obtener el mejor resultado posible.

 

Sin embargo, si la versión original de la tendencia te parece demasiado extravagante, puedes optar por una versión más moderada de las chunky highlights.

Lo más destacado de las mechas chunky: la versión moderna

La versión actual de las mechas chunky no se aleja demasiado de la versión de los noventa, aunque ciertamente presentan ligeros cambios. Por ejemplo, los mechones suelen ser de dos dedos de ancho. Además, es importante no acercarlos demasiado a las raíces y hacer que el color siga un degradado hasta unificarse con el conjunto del cabello. Puedes apostar por colores que aporten mayor luminosidad a las mechas, como el rubio claro o el caramelo claro.

 

Además, las mechas chunky pueden incluso asemejarse a un balayage pronunciado.

 

Si no deseas aplicar este efecto bicolor en todo el pelo, también puedes marcar únicamente dos mechones delanteros, dejando el resto del pelo en su color original.

 

La elección de un estilo u otro de mechas chunky dependerá de tu estilo y personalidad. Sin embargo, si en un principio no estás segura, puedes empezar con unas mechas más suaves y poco a poco ir marcándolas. Lo importante: el contraste entre la base y las mechas tiene que ser visible. 

Cómo mantener las mechas chunky

¿Has apostado por las chunky highlights? Este estilo requiere del cuidado apropiado para que las mechas mantengan el brillo. Busca productos capilares adecuados para el cabello teñido: por ejemplo, la gama de Gliss Ultimate Color (con champú, acondicionador y mascarilla) mantendrá el brillo de tus mechas chunky durante más tiempo.

 

Además, dado que el cabello teñido y decolorado tiende a estropearse con mayor rapidez y necesita una atención especial, puedes complementar tu cuidado con la aplicación de GLISS | MASCARILLAS PROTEIN+ 4 EN 1 Mascarilla con Aceite de Babassú, indicada para este tipo de cabello. 

Descubre: