Modelo con mechas rubias sobre base oscura
Coloración | Aclarar

Toques de luz: mechas rubias

Las mechas rubias nunca dejan de estar de moda. Estos contrastes más o menos sutiles de color son muy populares por su atractivo e ingenio: los matices más claros ayudan a estilizar la cara y aportan luz y claridad. Descubre qué tipo de mechas rubias pueden quedar mejor en tu pelo y qué técnicas y estilos están de moda.

 

Un cabello besado por el sol, pero en invierno: las mechas rubias lo hacen posible, motivo que las convierte en una constante que nunca pasa de moda. Más anchas o más estrechas, desde la raíz o diseminadas por diferentes mechones, las mechas rubias también varían dependiendo de la temporada y las tendencias del momento. ¿Pensando en dar un toque de luz y claridad a tu pelo? Echa un vistazo y atrévete con las que mejor te vayan. 

 

Hacer las mechas rubias en casa

Ya se trate de baby lights, chunky, balayage, californianas, melting, cada una tiene una técnica concreta de aplicación. Si apuestas por hacerte las mechas en casa, piensa primero en el tono de mechas rubias que quieras conseguir. ¿Qué tonalidades de rubio son tus preferidas? Los tonos caramelo se recomiendan a quienes cuenten con un tono base más oscuro o rojizo, las mechas rubio ceniza y las mechas platinadas, a los cabellos más claros. 

Tipos de mechas rubias para tu cabello

© GettyImages / CoffeeAndMilk

Mechas babylights

 

¿Un cambio de pelo total no va contigo? En ese caso, apuesta por las babylights, que intentan reproducir el toque de luz que el sol de verano deja normalmente en el pelo de los más pequeños. Para ello, añade finos reflejos más claros desde la raíz. Su tonalidad no debe contrastar demasiado con el color de base, de ahí que se recomiende aplicar estas mechas rubias en un máximo de dos tonalidades por debajo del tono en cuestión. Con ellas, el cabello parece más brillante, sano y con más cuerpo, sin perder la naturalidad. Asegúrate de evitar mechas muy anchas. Si coloreas secciones finas y delicadas el look parecerá mucho más natural.

 

Consejo: las babylights se recomiendan sobre todo a melenas rubias y castañas, pues en ellas es más fácil de conseguir el efecto perseguido.

 

© shutterstock / Nina Buday

Mechas chunky

 

Una tendencia que vuelve de los noventa. Con las mechas chunky, se crea un claro contraste entre la base y la mecha rubia, que puede variar en grosor. Si sigues las modas y deseas apostar por esta, no tienes por qué imitar completamente el estilo de hace tres décadas. Juega con las mechas rubias y distribúyelas por las partes del cabello que prefieras. Como el pelo bicolor también es de lo más actual, prueba a marcar solo los mechones delanteros con dos mechas rubias o unos pocos mechones anchos por los laterales. ¡Tú eliges!

 

Consejo: Si quieres rizar el rizo y resaltar el contraste de tus mechas rubias, apuesta por coletas pulidas, cortes a capas o pelo liso.

Mechas rubias con técnica balayage
© shutterstock / Aleshyn_Andrei

Mechas balayage 

 

El contouring del maquillaje, que modula los rasgos con bases de tonos más claros y más oscuros para un efecto impactante, también se aplica en la coloración del cabello gracias a la técnica del balayage. ¿Cómo funciona?: con reflejos colocados estratégicamente por el pelo, especialmente por la parte frontal, a la altura de la barbilla y de las mejillas, podemos sacar el máximo partido al rostro.

 

A diferencia de otro tipo de mechas rubias, los mechones individuales de varias anchuras se “pintan” libremente con diferentes tonos de rubio, pero solamente donde se desea que el color despliegue su efecto. 

 

Consejo: Ha llegado una nueva técnica, conocido como color melting que parece estar ganando popularidad incluso frente a las eternas balayage. Su punto fuerte: el degradado se produce en tonos muy en consonancia con el tono de base, aportando, si cabe, un efecto mucho más natural a la coloración. 

Modelo con mechas rubias californianas en pelo largo
© shutterstock / studioloco

Mechas californianas

 

Si quieres aplicar mechas rubias sobre tu pelo, pero no estás dispuesta a estar retocando la coloración con asiduidad, las mechas californianas son una opción más que recomendable. Este tipo de coloración se caracteriza por aplicar un degradado progresivo y marcado desde la raíz oscura y (si es tu deseo) natural hasta las puntas claras.

 

Además, con esta técnica podrás dar un respiro al pelo que empieza a crecer. Como la coloración se hace notoria a partir de la zona de las orejas, puedes dejar toda la zona superior del cabello al natural. 

 

Consejo: Aunque este tipo de mechas suelen partir de melenas castañas o rubias oscuras, llevar el pelo rubio con mechas californianas también es posible. Puedes aplicar el efecto de color contrario: de la raíz clara, ve oscureciendo el pelo progresivamente hasta las puntas.