Schwarzkopf_Professional
Trendy Looks 2017

Acondicionadores y otros tratamientos: cómo diseñar tu programa de cuidado capilar

Acondicionadores y otros tratamientos.
Acondicionadores, mascarillas y demás tratamientos después del champú: personaliza tu programa de cuidado.
© Getty Images

No todos los cabellos pueden contentarse con el simple uso de un champú y un aclarado. Normalmente, el cabello necesita un cuidado complementario que marca la diferencia. No nos faltan ofertas: acondicionadores, mascarillas, serums, tratamientos reparadores de puntas y sprays protectores. Sin embargo ¿sabes para qué sirven cada uno de estos productos y cuáles son más convenientes a tu tipo de cabello? Te lo explicamos detalladamente.

  • ¿Quién no quiere tener un cabello brillante? Muchas de nosotras nos aplicamos un acondicionador para conseguir más brillo en el pelo. El acondicionador actúa creando una barrera de protección alrededor de cada cabello. Abraza la cutícula externa –alterada por los roces y el lavado con el champú- con una fina película. El cabello está al momento mucho más suave, más fácil de desenredar y reacciona mejor al secador, a las tenacillas rizadoras y al peinado. En invierno, el acondicionador previene también la electricidad estática en el cabello.

    Los acondicionadores pueden contener silicona, proteínas o aceites vegetales en sus fórmulas. El producto se ha de aplicar a lo largo de todo el cabello hasta las puntas masajeando ligeramente el cabello y aclarar. A continuación hay que aclararlo con abundante agua, si no puede dejar el pelo muy apelmazado. Si vas justa de tiempo lo mejor es que te decantes por acondicionadores que no necesitan aclarado, actúan muy rápido y protegen el cabello durante todo el día. Los acondicionadores en spray son muy ligeros pero suavizan igualmente el cabello.

  • Los nuevos acondicionadores y tratamientos actúan al instante

    ¿Necesitas algo más? Entonces tu cabello probablemente necesite una mascarilla intensiva. Las mascarillas se aplican una vez a la semana. Las más ligeras son las que no necesitan aclarado y las Express. Muchas actúan en 1 minuto. El cabello que está muy castigado ha de cuidarse con mascarillas reparadoras más profundas.

    Existen además otros productos de cuidado específicos para diferentes necesidades. Los tratamientos reparadores de puntas abiertas para alisar las puntas hasta el próximo lavado, los sprays anti-frizz para dominar el cabello más rebelde, los sprays protectores de calor para proteger el cabello del calor del secador, y los aceites capilares y los serums para proporcionar un brillo irresistible.

  • Productos recomendados:

  • Acondicionador y otros tratamientos: los profesionales revelan sus trucos

    • Truco 1

      Aplícate el acondicionador ahí donde lo necesita tu cabello, a lo largo del pelo y en las puntas. Evita aplicarlo directamente sobre las raíces porque puede dejar tu cabello demasiado apelmazado.

    • Truco 2

      Para desenredar tu cabello, imprégnalo de suavizante y péinalo con un peine de púas largas, es más delicado sobre el cabello mojado que un cepillo.

    • Truco 3

      Aclara abundantemente el acondicionador y las mascarillas. Los residuos de producto apelmazan mucho el cabello.

    • Truco 4

      Si tienes muchas puntas abiertas, aplícate un poco de acondicionador sobre las puntas antes de lavarte el cabello. Las nutrirá y protegerá.

    • Truco 5

      Las mascarillas capilares son más eficaces si además te aplicas calor. Una vez aplicada sobre el cabello date un poco de calor con el secador, recúbrelo con papel de aluminio y envuélvelo con una toalla.

    • Truco 6

      Utiliza cuidados adecuados a tu tipo de cabello. Los acondicionadores para cabellos muy castigados pueden ser demasiado pesados para los cabellos muy finos y las mascarillas para cabello ondulado pueden apelmazar los cabellos lisos.

    • Truco 7

      Adapta el cuidado de tu cabello a la estación del año y al clima. En invierno, para combatir los efectos del aire seco del exterior y el aire caliente del interior, incluso los cabellos más grasos pueden necesitar más acondicionador que de costumbre. En verano, con el calor y la humedad, los cabellos finos tan sólo necesitarán aplicarse acondicionador una vez a la semana.

    • Truco 8

      No hay que excederse con la cantidad de producto. Has de usar la cantidad equivalente al tamaño de una nuez para las mascarillas, del tamaño de una almendra para el acondicionador y sólo unas gotitas de serum o reparador de puntas.

    • Truco 9

      ¡Cuidado con el acondicionador! Si te aplicas demasiada cantidad tu cabello puede verse muy apelmazado y sin vida. Si ya te ha sucedido, un champú purificante te devolverá el volumen y brillo. Este tipo de champú no puedes usarlo más de una vez al mes.