Schwarzkopf_Professional
Trendy Looks 2017

Más fácil que nunca: coloración en casa

Más fácil que nunca: coloración en casa
Coloración en casa: te contamos cómo obtener los mejores resultados
© Getty

Con la preparación adecuada y un par de consejos, teñir tu pelo en casa no puede ser más fácil. Tanto si estás pensando en hacerlo tú misma o pedir ayuda a un amigo, descubre todo lo que necesitas saber para conseguir resultados fantásticos, pero también cuándo es el momento de consultar a un profesional. 

En teoría, teñir tu pelo en casa nunca ha sido tan fácil. Los actuales kits de coloración en casa incluyen casi todo lo que necesitas para hacerlo. ¡Pero no te hacen un profesional! Así que sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas para asegurarte unos resultados perfectos siempre. ¿Preparada? ¡Elige tu color y vamos a por ello! 

Preparación para la coloración    

Antes de nada, es importante saber cuál es tu color de cabello natural, ya que de otra manera tu proyecto DIY no tendrá un final feliz. En el envase del producto verás fotos de mechones de pelo; úsalas como guía. Si tu color de pelo natural no se parece a ninguno de ésos, probablemente deberías elegir un tono diferente. Para estar completamente segura, pregúntale a tu peluquero cuál es tu color natural de cabello la próxima vez que visites la peluquería.

Como norma general, y especialmente si estás tiñendo tu pelo por primera vez, no deberías escoger un color que sea más de dos tonos más claro o más oscuro que tu color natural. Para un cambio radical, por ejemplo de castaño oscuro a rubio, es mejor consultar con un profesional, que analizará tu estructura capilar y te aconsejará cómo cambiar el color con el mejor resultado.

Un consejo para cuando vayas a comprar tu producto de coloración: para el pelo corto, un pack es suficiente; para pelo largo, quizás necesites dos para obtener un resultado uniforme.

Las puntas son la parte más vieja del cabello, y la más dañada. Para conseguir un resultado uniforme, córtate las puntas antes de aplicarte el color, porque si no acabarán con un tono diferente del resto del pelo. 

Coloración en casa – guía paso a paso  

  1. Es muy importante leer las instrucciones antes de empezar a usar la coloración. Sigue los pasos exactamente y asegúrate de hacerte el test de alergia 48 horas antes de usar el producto.
  2. Prepara tus utensilios. La mayoría de tintes del mercado (como Palette o Keratin Color) incluyen un bote con boquilla aplicadora. Para otros, puede que necesites un cuenco y una brocha. Los guantes siempre van incluidos. Para proteger tu ropa, cubre tus hombros con una toalla vieja. Consejo: un peine con punta facilitará la división del cabello en mechones.
  3. Antes de hacer la mezcla de color, aplica una crema algo grasa (vaselina podría servir) en tus orejas y en la frente, para que actúe de barrera. Esto evitará que tu piel se manche y absorba el color, sobre todo si es tu primera vez.
  4. Ahora empieza lo divertido. Mezcla el producto siguiendo las instrucciones y empieza a aplicarlo inmediatamente. Las instrucciones te dirán si debes aplicar el producto sobre el pelo húmedo o seco. En general, se aplica lo siguiente: aplicar la coloración sobre el pelo sin lavar es más respetuoso con el cuero cabelludo, ya que está protegido por una fina capa de grasa.
  5. Para un resultado uniforme, aplica el color mechón a mechón. Un peine con punta larga te ayudará a dividir el cabello. Es más fácil aplicar el color con una brocha, pero también es realmente fácil hacerlo con el aplicador que incluyen la mayoría de kits de coloración. Trabaja mechón a mechón con esto, empezando por la raíz y después aplicando el color a lo largo de todo el pelo hasta las puntas. Si sobra tinte, puedes aplicarlo con tus manos, como si estuvieras lavando tu cabello. Asegúrate de que todo tu pelo está cubierto de modo uniforme. Si solo estás tiñendo tus raíces, aplica el color primero en ellas y después en el resto del pelo tras el tiempo recomendado
  6. ¡Ahora deja que la coloración actúe! Ponte una alarma para asegurarte de que lo dejas actuar el tiempo justo, empezando a contar desde que acabas de aplicar el color
  7. Masajea tu pelo con agua hasta que haga espuma y después acláralo hasta que el agua salga clara. Usa agua tibia mejor que caliente, es mejor para el pelo. Como el tinte abre la cutícula del cabello (por eso se absorben los pigmentos de color), es importante aplicar el acondicionador especial que se incluye en el pack cuando hayas acabado de lavarlo. Esto cierra la cutícula y deja el pelo brillante, suave y con un color vivo. 

Recuerda: el cabello teñido necesita un programa de cuidado extra, así que usa productos con protección especial del color y aplica regularmente un tratamiento intensivo de cuidado. Te recomendamos la gama Ultimate Color de Gliss, que mantendrá tu cabello teñido bonito durante más tiempo, protegiendo su color y luminosidad.

¿Quieres encontrar tu tono de coloración ideal? Descúbrelo con el Asesor de Coloración de Schwarzkopf