Woman having a bad hair day
Peinados | Trucos y consejos

Primeros auxilios para un mal día

Hay días en los que ningún pelo está en su sitio. ¿Llevar sombrero todo el día? Podrías hacerlo, pero no tienes por qué. Aquí están los mejores trucos y consejos para salvar un “bad hair day”

Mujer con un bad hair day llevando un semi-moño

Una solución sencilla a los malos días: un semi-moño.

¿Anoche te fuiste a la cama con el pelo húmedo? Puedes levantarte bien o puede acabar en un “bad hair day”. Éste y otros escenarios pueden llevar a tu pelo a resistirse a portarse bien. Todas hemos pasado por eso. Aquí te dejamos unos trucos y consejos para convertir un mal día en uno bueno.

  1. Ésta es una solución clásica, pero no nos cansamos de decirlo: si te levantas con el pelo graso pero no tienes tiempo de lavarlo, puedes salvar el día usando champú seco. Simplemente pulverízalo en tus raíces, masajéalo con tus dedos y cepíllalo. Efecto secundario extra: el Champú Seco de Gliss crea volumen, así que es también tu salvador cuando tengas el pelo algo chafado.

  2. ¿Alarma de encrespamiento? No hay problema. Este truco funciona en cualquier lugar y momento en solo unos segundos: pon un poco de laca en tu cepillo y cepíllate el cabello. ¡Voilà! Tu pelo ya está bajo control. El único inconveniente es que solo funciona con el pelo liso.

  3. ¿Tienes rizos naturales y no han quedado definidos? Un spray anti-encrespamiento aplicado de medios a puntas puede ayudarte. Puedes probar con la Crema de Peinado Anti-encrespamiento de Gliss Long & Sublime.

  4. Solamente yendo al peluquero podrás arreglar las puntas abiertas. Pero para una solución a corto plazo y para un cuidado extra entre visitas a la peluquería, un aceite nutritivo para tratar las puntas te puede ayudar. Te recomendamos Gliss Oil Elixir Diario o el Tratamiento de Puntas Ultimate Repair de Gliss.

  5. También perfecto para los días malos: un semi-moño. Es decir, un moño con solamente la mitad superior del pelo, perfecto para dominar el flequillo que no está recién lavado. Como alternativa, puedes peinarte el flequillo hacia el lado con horquillas. ¿El resultado? Un look para cada día con estilo.
Descubre: Trucos y consejos