modelo-flequillo-largo-rubio-claro
Peinados | Flequillo

Consejos profesionales para el flequillo

Cortarlo, teñirlo, dejarlo crecer… no importa qué nuevo look quieras para tu flequillo, pero no es imprescindible que vayas a la peluquería. Te aconsejamos sobre cómo hacer tú misma lo que te propongas con tu flequillo. ¡Con resultados profesionales! También te presentamos las últimas tendencias en flequillo, desde las combinaciones de colores hasta la forma de peinarlo

Pocos peinados son tan populares como los que llevan flequillo. Aunque solo sea un pequeño elemento, tiene un efecto pronunciado en nuestro look. Incluso puede cambiar nuestra imagen por completo. En general, el flequillo queda bien a casi todo el mundo. Las caras alargadas se ven más armoniosas y el flequillo es ideal para disimular una frente demasiado ancha. El pelo rizado también puede funcionar con un flequillo ligeramente alisado. A pesar de todo, no todos los flequillos se crean de la misma manera. Los diferentes cortes, longitudes y combinaciones de color dan resultados completamente diferentes. ¡Y todo puedes hacerlo tú misma! ¿Cortar, peinar, teñir? ¡Sí, tú puedes! Con un poco de nuestra ayuda: te revelamos los mejores consejos profesionales para ayudarte a peinar tu flequillo según tus preferencias.

Pero antes de que vayas a por las tijeras, el peine y el cepillo, deberías elegir qué look quieres para tu flequillo. Te ofrecemos algunos ejemplos, desde los más extravagantes a los más elegantes: 

Desfile de flequillos: las tendencias del año


¿Has escogido tu nuevo flequillo favorito? Perfecto, ¡entonces estás preparada! Estos trucos y consejos profesionales te ayudarán:

Cortar tu propio flequillo

Si estás algo insegura, deberías dejar el corte básico a tu peluquero. Los flequillos desfilados o extralargos no requieren un corte demasiado preciso. Puedes afrontarlo tú misma con mano firme, intuición, los utensilios correctos y algunos trucos.

Arréglate tu propio flequillo  

Puedes arreglarte tu propio flequillo conforme vaya creciendo. Este ranking de 10 consejos te garantiza que nada puede ir mal:

1. Para tener clara la longitud deseada, solo deberías cortar el flequillo en seco. El pelo húmedo es más largo, y se contrae debido a la elasticidad cuando se seca. Así evitas que te quede demasiado corto o más corto de lo que deseabas. 

2. Unas tijeras domésticas o de papel no son adecuadas porque empujan el pelo hacia delante mientras cortan. Aunque no es esencial que sean profesionales, es necesario que sean unas tijeras para cabello. Puedes conseguirlas en cualquier farmacia con buen surtido.

3. Ponerte cerca de un espejo con buena iluminación es imprescindible.

4. Antes de cortar el flequillo, sujeta el pelo de los laterales con horquillas o clips. Es la única manera de establecer adecuadamente la anchura de tu flequillo. Para unas proporciones bonitas, el límite del flequillo debería enmarcar delicadamente tu cara.

5. Primero peina el flequillo y suéltalo ligeramente con tus dedos para que caiga de forma natural. Después coge el pelo entre los dedos índice y corazón, levantándolo ligeramente mientras vas cortando.

6. ¡A cortar! No coloques las tijeras rectas, sino en ángulo inclinado desde abajo, haciendo un corte algo deshilachado (sólo unos milímetros) en el flequillo.

7. No cortes el flequillo demasiado separado de los lados. La regla es solamente un poco más allá de los extremos de los ojos. Las proporciones en relación a la cara deben ser correctas, por ejemplo para que una cara con forma circular no parezca aún más redonda.

8. Inicialmente el extremo más bajo de las cejas es una buena guía para la nueva longitud del flequillo. Esto te garantiza que no puedes equivocarte con tu primer intento de DIY.

9. Cortar las puntas del flequillo es un ejercicio de precisión: es mejor ir aproximándose gradualmente al resultado deseado con pequeños incrementos, comprobando de vez en cuando frente al espejo si estás contenta con la longitud o necesitas cortar más.

10. Cortar justo en el momento: es mejor ir retocando el flequillo a la medida correcta cada pocos días. Esto es más sencillo que posponer el siguiente retoque por semanas y después tener que cortar más, cosa que normalmente no suele ser tan fácil.

Teñir tu propio flequillo 

- Si quieres crear reflejos de color en tu frente, la raya adecuada lo es todo. Dependiendo de si solo quieres teñir el cabello de debajo, la raíz o algunos mechones, deberías apartar cuidadosamente el resto del pelo (por ejemplo los laterales). 

- Protege tu frente con papel de aluminio colocado bajo el flequillo. Ahora ya puedes empezar. 

- Una muy buena opción para la coloración: un color con algunas pinceladas de otros matices. Un aplicador especial hace que sea más fácil aplicar el color de forma precisa. 

Dejar crecer tu flequillo 

¿Quieres un flequillo más largo? Sigue estos tres pasos hacia el éxito:

- Paso 1: Si aún no puedes peinarte el flequillo hacia los lados, puedes sujetarlo con horquillas decorativas o elegantes diademas. Esto también crea un peinado sofisticado. 

- Paso 2: Cuando el flequillo haya alcanzado la altura de los ojos, es hora de hacer la raya. Puedes empezar en varios puntos (cerca de la mitad de la frente o hacia un lado). Consejo extra: después de lavarte el pelo, trabaja con espuma tu cabello y haz la raya mientras el pelo esté aún húmedo. Si te secas el flequillo hacia un lado, no caerá sobre la frente tan rápidamente. 

- Paso 3: Una vez alcanzado la punta de tu nariz, es el momento de cortar. Trabaja cada mitad desde dentro hacia fuera, cortando las puntas con un corte ligeramente escalado (que vaya siendo más largo hacia las puntas). Así el flequillo se une armoniosamente con los laterales. 

Truco extra: si notas que tu flequillo necesita un extra de frescor, dale un toque de Champú Seco de Gliss. Pulveriza un poco de champú seco a unos 20 centímetros de tu flequillo y cepíllalo para retirar el exceso de producto. ¡Flequillo fresco al instante!