Cuidado del cabello | Peinar

¿Cómo peinarse para ir a trabajar?

El corte de pelo bob, las colas de caballo y los moños, los peinados más clásicos, son perfectos para ir a trabajar porque reflejan profesionalidad. No los subestimes, son looks elegantes y femeninos que además dan carta blanca a tu creatividad. Así como estos peinados transmiten seriedad, profesionalidad y pueden ayudarte a ascender en tu vida profesional, te aseguramos que otros pueden arruinar completamente todos tus esfuerzos antes de que tu carrera pueda despegar. ¡No caigas en errores!

Las medias-melenas y el corte de pelo bob son considerados desde hace tiempo el estilo perfecto para la vida profesional. Estos cortes de pelo pueden ser escalados, con flequillo y pueden ser más o menos largo. Este look atemporal se adapta perfectamente a las tendencias del momento. El cabello corto debe estar perfectamente cortado, sino puede transmitir desorganización y una muy mala imagen de la persona que lo lleva. Muchos asocian un aspecto desaliñado con una ética laboral descuidada.

Cuando el cabello sobrepasa los hombros, es recomendable recogerlo en una cola de caballo o en un moño ya que los mechones que caen sobre el rostro dificultan el contacto visual, y pueden hacerte parecer una persona distante o desinteresada.

Para ir a trabajar las colas de caballo y los moños son imbatibles. Bien recogidos con la ayuda de un poco de laca, estos recogidos son perfectos para ir a trabajar ya sea en versión lisa u ondulada, suelta o trenzada, con o sin raya. Es la solución ideal para ir a la oficina. Lo mejor de todo es que son fáciles de hacer y además te permiten jugar mucho con ellos, así tu look no tiene porque ser siempre el mismo.

Peinados para trabajar: ¡menos es más!

Para conseguir un look de mujer de negocios, hay algunas cosas que debes evitar. Una melena con rizos salvajes o cabellos cardados al extremo transmiten falta de profesionalidad. Tampoco es recomendable usar demasiada laca, cera o gel fijador, puedes aparentar ser una persona demasiado estricta.

En el ámbito profesional tampoco encajan demasiado los looks muy fantasiosos. Después de todo, una quiere ser respetada por tu seriedad y profesionalidad. Evita los looks demasiado ostentosos o glamourosos y piénsatelo dos veces antes de teñir tu cabello de un color demasiado artificial o de llevar accesorios capilares demasiado originales. Las horquillas con flores no encajan demasiado en la vida profesional a no ser que trabajes como organizadora de un desfile de moda.

Los peinados para ir a trabajar

Productos recomendados

: Peinar