mujeres-acostadas-con-el-pelo-suelto
Cuidado del cabello | Cabello dañado

Un cabello vibrante gracias a un cuidado extra

El sol y el calor pueden causar verdaderos estragos en nuestro cabello, pero el invierno, con su arsenal de tormentas, nevadas y frío también puede dejar su huella. El aire muy frío estresa todavía más al cabello. Sin embargo, una amplia selección de productos capilares nos puede ayudar a repararlo y protegerlo durante las diferentes estaciones del año para prevenir el daño capilar. Te ayudamos a protegerte de las inclemencias del tiempo.

Antes de la llegada del frío o de que el verano deje su huella, debemos proteger nuestro cabello. El aire seco es especialmente dañino, y los gorros y sombreros tampoco ayudan demasiado cuando se trata de mantener un peinado. Las principales consecuencias suelen ser que el pelo se apelmaza o seca y sufre electricidad estática. Por eso tenemos que protegerlo de las condiciones medioambientales más extremas mimándolo. Los tratamientos más adecuados para hacerlo son los acondicionadores, aceites capilares y elixires. Estos productos son diseñados especialmente para proteger el pelo de las condiciones climáticas más adversas, y pueden prevenir y reparar el cabello dañado.

Un uso adecuado de los tratamientos capilares

Para sacar todo el partido a los tratamientos capilares debemos aplicárnoslos correctamente. Podemos utilizarlos una vez a la semana para protegernos de las temperaturas más extremas, y, en el caso de que tengamos el cabello muy dañado, hacer un uso más frecuente de ellos.

La mejor forma de repartirlos por el pelo todavía húmedo es utilizando un peine de púas anchas. Al pasar el peine garantizamos que todo el cabello se beneficie del tratamiento. Las puntas son la parte del pelo con más años por eso contienen menos grasa capilar y se dañan más fácilmente. Nuestra recomendación es que empieces aplicándote los tratamientos capilares en las puntas.

Con el tratamiento capilar ya aplicado en el pelo, envuelve tu cabello en una toalla tibia. El envase del producto te indicará el tiempo que deberás dejarlo para irte beneficiando de todas sus propiedades poco a poco. Gracias a la temperatura tibia de la toalla suavizarás la cutícula capilar y los ingredientes activos penetrarán más fácilmente en los huecos de la capa exterior del cabello. Tras el periodo de aplicación, sólo tendrás que enjuagarte el pelo para retirar el tratamiento. En el caso de que en la zona en la que vives la dureza del agua sea muy elevada, utiliza agua mineral para hacerte un último enjuague. Realzarás mucho más el brillo del pelo.

Tratamiento capilar: Trucos y consejos

Si lo que necesitas es un tratamiento especialmente intenso, repártelo por todo tu cabello, mechón a mechón, desde las raíces hasta las puntas. A pesar de que este método es un poco más laborioso, garantiza una cobertura completa de cada mechón. De este modo conseguimos que el tratamiento capilar sea mucho más eficaz.  

El tratamiento capilar es especialmente eficaz si te lo aplicas por la mañana y te recoges el pelo en un moño, dejando que actúe durante todo el día. Después tendrás que aclararlo con abundante agua.

Los tratamientos reparadores más prácticos pueden aplicarse con spray y no requieren aclarado. La cantidad de aceite que contienen estos tratamientos sin aclarado es relativamente baja por eso no apelmazan el pelo y son adecuados incluso para el pelo fino. Es el caso de Oil Elixir Diario, que con aceites nutritivos suaviza cada fibra capilar sin engrasar para dejar el pelo visiblemente suave, flexible y brillante, proporcionando además un tacto ligero y sedoso.

Si necesitas un tratamiento de emergencia rápido distribuye una pequeña cantidad de producto en tus manos y pásalas suavemente por las puntas, masajeándolas ligeramente. En este caso no hace falta aclararse el pelo.

Tratamientos capilares para cada problema

Los tratamientos capilares hacen milagros. Proporcionan hidratación, facilitan el peinado y dejan el pelo suave y flexible, además previenen el encrespamiento. Utilizando el acondicionador, aceite capilar o elixir adecuado podemos encontrar una solución a cada problema capilar. 

Problema capilar: Cabello seco. Remedio: Los tratamientos capilares intensivos reponen las reservas de hidratación del pelo y restauran su equilibrio.

Problema: Encrespamiento. Remedio: Los tratamientos sin aclarado previenen la electricidad estática. En Gliss encontrarás una amplia variedad de acondicionadores y mascarillas sin aclarado para cada tipo de cabello.

Problema: Puntas abiertas. Remedio: Para sellar las puntas abiertas aplícate un tratamiento especial para las puntas con regularidad como, por ejemplo, el Tratamiento de Puntas de Gliss Reparación Total, que repara en profundidad las puntas y evita su reaparición.

Asegúrate de que actúa en las puntas del pelo.

Problema: Picor en el cuero cabelludo. Remedio: El uso regular de tratamientos capilares también proporciona hidratación al cuero cabelludo. Ello previene la sequedad y, por lo tanto, la caspa que suele aparecer cuando el cuero cabelludo está seco.

Problema: Rotura del cabello. Remedio: Un tratamiento reparador profundo penetra con rapidez y proporciona los componentes necesarios al cabello para reconstruir su estructura. Los tratamientos de la línea de productos Reparación Total de Gliss (Mascarilla Express, Mascarilla Nutritiva, Mascarilla Extra Brillo) reparan profundamente el cabello y reducen la rotura.

Problema: Pelo a lo afro. Remedio: Algunos componentes especiales suavizan la superficie del cabello y con ello proporcionan un saludable brillo seda al pelo.

Con estos sencillos trucos, ¡convertir un cabello dañado en una melena tan suave como la seda es más que fácil!