Coloración | Qué color de pelo

Cambiar el color de pelo: ¿cómo encontrar el tono adecuado?

¿Te apetece cambiar el color de tu pelo? No hace falta hacer un cambio radical para encontrar la coloración perfecta. La clave está en escoger los tonos más adecuados: unos simples reflejos rojizos o dorados pueden marcar la diferencia y favorecerte muchísimo.

Haare färben
© Tanja Bagusat - Fotolia.com

Cambiar de color de pelo, ¿una nueva vida? En cualquier caso, las posibilidades son infinitas.

Un nuevo color de pelo puede rejuvenecerte, volverte más sexy y chic, y ayudarte a renovar tu imagen. También es cierto que puede derivar en algo catastrófico, por eso muchas mujeres se mantienen fieles a un solo color. Una lástima… porque la paleta de colores es muy amplia. Has de saber que cambiar de color no siempre implica hacer un cambio radical para obtener un nuevo look. Algunas estrellas de Hollywood nos lo han demostrado pasando de un rubio dorado a un rubio rojizo, e incluso pasando por el castaño medio… ¡y siempre con una elegancia sin igual!

Cambiar el color de pelo:

¿Cómo escoger el tono ideal?
  • Truco 1

    Antes de escoger un nuevo color, estudia tu rostro sin maquillaje: tu tono de piel, el color de tus ojos y de tus cejas te dirán los tonos más favorecedores.

  • Truco 2

    Si quieres un tono más oscuro a tu color natural, haz una prueba con un baño de color. ¿No te gusta el color? Aplica inmediatamente un champú y lava varias veces tu cabello. Los pigmentos se atenuarán considerablemente.

  • Truco 3

    El cambio de color será un éxito si no difiere mucho de tu color natural y del color de tus cejas. Es la mejor manera de conseguir un resultado harmonioso con todo el rostro.

  • Truco 4

    Si tus ojos y tu piel son claros, y tienes tendencia a sonrojarte no escojas un color más oscuro al castaño medio. El contraste sería demasiado intenso. Opta por unas mechas más claras en un tono rojizo o cobrizo.

  • Truco 5

    Todos los colores ceniza con delicados tonos rojizos, se adaptan perfectamente a las pieles más claras. Esta regla se aplica igual tengas los ojos azules, grises o verdes. También te quedarán bien los tonos castaños más oscuros siempre y cuando no los acompañes de reflejos dorados o rojizos.

  • Truco 6

    Si tienes los ojos marrones o verdes, pasar a un cabello rubio puede ser algo arriesgado el resultado puede ser muy artificial. Para conseguir un resultado natural opta por colores castaños, la gama de colores es muy amplia, va del castaño más claro al caoba. Puedes hacerte algunos reflejos más claros sobre estos tonos, te quedarán realmente bien.

  • Truco 7

    Si lo que quieres es un cambio radical: negro ébano, rubio platino o rojo intenso, piénsatelo bien antes de hacer el cambio, piensa que vas a tener que llevar ese color todos los días de la semana, incluso en el trabajo.